Argentina 1 Irlanda 0 Video Gol de Di Maria – Amistoso en Dublin


Aún está fresco el Mundial de Sudáfrica, que para la Argentina concluyó hace menos de 40 días. El único gol del partido lo marcó Angel Di María en posición adelantada y en el primer tiempo.

El principal motivo del encuentro fue la inauguración del estadio Aviva, tras la demolición del viejo Lansdowne Road. Aquí, la Argentina intentó calmar las aguas de la no continuidad de Diego Maradona y del fuego cruzado entre el ex DT, Carlos Bilardo y Julio Grondona. Sin embargo, la frontalidad de Carlos Tevez (“Grondona no cumplió con su palabra”, dijo ayer), que fue convocado, pero no jugó, volvió a generar cierto malestar en la antesala de un partido, en el que la Argentina mostró un esquema bastante diferente al de la Copa del Mundo, pese a que se repitieron prácticamente los mismos nombres del Mundial.

El seleccionado venció bien a Irlanda e incluso pudo obtener una diferencia mayor. Batista, que en estos amistosos quizá se está jugando la posibilidad de seguir al frente del seleccionado mayor y ser más que un interino, pobló la mitad de la cancha con el tándem central Gago-Mascherano-Banega, en lo que fue una diferencia sustancial con respecto al Mundial. Sin embargo, el Checho sabe que aún deberá rendir más exámenes y quizá en la agenda futura figuran con puntos rojos los partidos ante España (7 de septiembre, en el Monumental) y contra Brasil (17 de noviembre, en Qatar).

Con nombres muy similares a los del Mundial, la Argentina mostró de nuevo una línea de cuatro en el fondo, con cuatro centrales (Burdisso, Demichelis, Samuel y Heinze) con Mascherano delante, Gago a la derecha del N° 5 de Liverpool, y Banega a la izquierda. Más adelante, abierto por la izquierda, estuvo Di María y, a la derecha con tendencia a ir hacia el medio, Messi. Gonzalo Higuaín fue la referencia de área. Fue un 4-1-4-1, que también puede interpretarse como 4-1-2-2-1.

Con esta formación, la Argentina dominó el partido en el medio, con buenas actuaciones de Banega y Gago, pero no tuvo poder ofensivo en los metros finales para preocupar más al arquero Given. En el primer tiempo, Higuaín quedó aislado y, en el complemento, algo similar le sucedió a Diego Milito. Messi jugó 57 minutos y, sin ser decisivo, mostró algunas pinceladas, con buenos pases entre líneas, pero demasiado poco peso ofensivo en los metros finales.

Con mayor circulación de pelota en el medio, la selección dominó la mitad inicial, pero no fue tan punzante en ataque, quizá producto de los nombres elegidos. A los 8 minutos, Messi generó la primera acción del partido y definió por arriba del travesaño del arquero Given. Irlanda respondió con un remate cruzado de Duff, casi la única situación de gol de los europeos en el primer tiempo.

Hasta que, a los 19, llegó la apertura del marcador. Sergio Romero sacó largo y Gonzalo Higuaín, habilitado por partir la jugada de un saque de arco, la tocó para la entrada de Di María, que sí estaba adelantado cuando el delantero hizo contacto con el balón. El volante rosarino definió muy bien por encima del arquero para abrir el marcador.

En el complemento, llegó la hora de los cambios. Primero, en el comienzo, ingresaron Milito (por Higuaín) y Zabaleta (por Burdisso). Luego, salió Messi, reemplazado por Lavezzi, y, más tarde, Insúa por Heinze y Jonás Gutiérrez por Di María. Batista mantuvo la línea de cuatro en el fondo, pero en la mitad final con dos laterales puros (Zabaleta e Insúa).

La Argentina pudo marcar algún gol más en el segundo tiempo y justificó la victoria. Fue un éxito que no admitió discusiones, mientras las heridas por la eliminación en los cuartos de final del Mundial siguen abiertas y el seleccionado empieza a reconstruirse, pero aún sin decisiones de fondo. Batista mostró cambios en la idea futbolística, habrá que ver cuánto le servirá el Checho este triunfo ante Irlanda.

Vea Mas Goles de Argentina

Dejar un comentario