Manolo Jimenez cumplio 100 partidos dirigiendo al Sevilla FC

manolo-jimenez-sevilla-técnico-director
El director técnico del Sevilla FC, Manolo Jimenez, cumplio cien partidos dirigiendo al club Sevillano.

El entrenador sevillano pasó del filial (Segunda A) al primer equipo en la jornada nueve de la campaña 2007-08 con el complicado cometido de hacer olvidar los grandes resultados de Juande Ramos, quien abandonó la dirección de la plantilla inesperadamente para fichar por el Tottenham inglés.

Jiménez cerró esa campaña con un quinto puesto en la Liga y en dura pugna hasta el final por conseguir el cuarto que daba derecho a disputar la previa de la Liga de Campeones, lo que no logró.

La pasada temporada, el ex mundialista sevillista, de 45 años, hizo una gran temporada, situó al equipo tercero y con la participación directa en la ‘Champions’ asegurada, llegó hasta la semifinales de la Copa del Rey y sólo tuvo el lunar negro de su temprana eliminación en la Copa de la UEFA.

En esta su tercera campaña al frente del conjunto hispalense, Jiménez, muy cuestionado por un sector de la afición y de la prensa por sus planteamientos técnicos y tácticos, empezó con una derrota en Valencia (2-0) y un mal juego, pero a partir de ahí el equipo ha salido lanzado, con cinco convincentes victorias en Liga y otras dos también brillantes en la Liga de Campeones.

Eso le ha valido al Sevilla de Jiménez para presentar su candidatura a ser una alternativa de los dos todopoderosos, el FC Barcelona y Real Madrid, además de ser también un equipo respetado en Europa.

De los cien partidos oficiales dirigidos por el entrenador nacido en la localidad de Arahal, 59 concluyeron con triunfo, catorce con empate y 27 en derrota.

Los números sevillistas en este arranque de campaña también ha supuesto que la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS), organismo reconocido por la FIFA, haya señalado a la formación andaluza como la mejor del mundo del pasado septiembre, igualada a puntos precisamente con el Real Madrid que anoche cayó en Sevilla.

Este organismo, que ya nombró al Sevilla FC como mejor club del mundo en 2006 y 2007, tiene al equipo de Jiménez en el puesto 32 de la clasificación con los datos acumulados de lo que va de año.

A partir de ahora los sevillistas empiezan a tener una presión añadida de ser mirados por todos como ese equipo que puede darle guerra a madridistas y barcelonistas, aunque en los distintos estamentos del club se repite que esa presión no existe, pues la capacidad económica de los dos grandes es infinitamente superior y la entidad hispalense no debe sentirse obligado a ser campeón de Liga.

Vea Más Noticias Diarias