El gol del chileno Rodrigo Tello , le alcanzó para que el Besitkas turco le ganara al Manchester United en el Old Trafford, por el Grupo B de la Champions League 2009/2010

el-gol-del-chileno-rodrigo-tello-le-alcanzo-para-que-el-besitkas-turco-le-ganara-al-manchester-united-en-el-old-trafford-por-el-grupo-b-de-la-champions-league-20092010

El Besitkas turco le ganó este miércoles al local Manchester United, que perdió numerosas ocasiones de gol. El gol Besitkas lo hizo el chileno Rodrigo Tello, en donde le dio su primera derrota como local al equipo ingles en la fase de grupos en ocho años, en la UEFA Champions League.

Iba a ser un mero trámite para el campeón de la Premier, centrado en su búsqueda del liderato del grupo B, ante un once turco en principio inferior tácticamente y sin ninguna opción de supervivencia en la Champions. Por eso, Alex Ferguson alineó un conjunto repleto de reservas.

Sin embargo, el guión no salió como había imaginado Ferguson, cuyos gestos de ira y los aspavientos que hacía con ambas manos iban en aumento ante la cadena de oportunidades malgastadas de sus hombres.

Lejos de empequeñecerse ante los bramidos del “Teatro de los Sueños”, el Besitkas, una formación que nada tiene ya a lo que aferrarse en el máximo torneo europeo, logró sorprender a la curtida escuadra del míster escocés, que encajó un sobresalto inesperado a los 20 minutos.

Fue el centrocampista chileno Rodrigo Tello, a pase de su compañero Ismail Köybasi, el hombre que puso a los visitantes por delante en el marcador con un zurdazo desde fuera del área grande. No lo pudo parar el meta reserva, Ben Foster, que este miércoles reemplazaba a la primera opción de Ferguson, al holandés Edwin Va Der Saar.

El gol llamó a la acción a los pupilos del técnico escocés. El Manchester acorralaba al campeón de Turquía; lo cercaba en su área; sus llegadas a los feudos turcos cada vez se hacían más frecuentes y llovían las ocasiones para el United.

Pero el once local no acertaba. ¿Nervios? O quizás la fantástica aportación del portero del Besitkas, el ex barcelonista un Rustu Recber que salvó lo insalvable esta noche.

El United se lanzó ala desesperada a remediar la humillación; buscó la igualada de la mano de Gabriel Obertan, que erró un disparo imperdonable; de Darren Gibson, o de Federico Macheda.

Los pupilos de Ferguson se marcharon al medio tiempo con el marcador en contra y el segundo acto volvió a frustrar a la hinchada local. Arremetidas constantes contra la zaga turca, sin frutos en el marcador. Y un impresionante Rustu, el meta del once visitante.

Hubo amagos más que decentes de nivelar las fuerzas y neutralizar la acción de Tello por parte de Obertan, Park y Gibson a comienzos de un segundo guión en el que el Besitkas tuvo que sacar en camilla a Ibrahim Toraman, que no dejaba de sangrar en la cara.

Por cierto, que el suplente del Besitkas, Karadez, que reemplazó a Bobo en la recta final, protagonizó su debut en la Champions y fue sancionado con una amarilla a los 15 segundos de pisar el terreno de juego.

De nuevo, Rustu frenó dos tiros a meta de Wes Brom y Macheda haciendo saltar a la hinchada visitante.

Es cierto que el United no dejó de atacar el muro de contención del Besitkas hasta el silbato final pero la mala fortuna se cebó, esta noche, con el campeón de la Premier en su propia casa.

Vea Más Noticias Diarias

Dejar un comentario