El Sevilla de españa, perdió ante el Unirea y no se aseguró el liderato del Grupo G de la UEFA Champions League 2009/2010

el-sevilla-de-espana-perdio-ante-el-unirea-y-no-se-aseguro-el-liderato-del-grupo-g-de-la-uefa-champions-league-2009-2010

Los españoles del Sevilla FC, quedaron cerca del liderato del Grupo G, y cumplis así su objetivo, aunque perdió 1-0 ante el Unirea Urcizeni, en Bucarest, en la penúltima jornada de clasificación de grupos de la UEFA Champions League 2009/2010.

Le faltó al equipo español su capacidad goleadora, pese a disponer de diversas y claras ocasiones, ante un rival muy compacto y aguerrido que se jugaba muchas de sus posibilidades de estar en la siguiente fase de la Liga de Campeones y que, además, se vio favorecido por un autogol de Ivica Dragutinovic.

Fue el Unirea el que dio el primer aviso, al minuto de juego, en un barullo en el área sevillista que culminó Brandan, pero la jugada -con balón a las redes sevillistas- fue invalidada al parecer por fuera de juego.

A partir de ahí el Sevilla comenzó a controlar el partido en todas sus fases, y a los siete minutos dejó claras sus intenciones con una jugada de Koko con centro para que el malí Kanouté enviara el esférico a un poste mientras que el rechace no lo pudo aprovechar Jesús Navas.

También Álvaro Negredo (m.18) tuvo la oportunidad de adelantar al Sevilla en el marcador, pero en esta ocasión el larguero se interpuso en la trayectoria del esférico.

Pese al control de los sevillistas, ya en el ocaso del primer tiempo Ivica Dragutinovic, en una jugada desgraciada, ya que los adversarios estaban un poco alejados, al tratar de despejar el balón tras una falta, batió a su compañero Javi Varas (1-0).

Luego, en el segundo tiempo el juego fue más trabado, con un Sevilla que fue dominador y un Unirea que mantuvo su intensidad en el juego, pero más limitado técnicamente.

No obstante, Javi Varas (m.56) fue el “salvador” de su equipo, en una intervención de mucho mérito del joven meta sevillista, a un remate de Varga, a la media vuelta.

Esta jugada pareció dar alas a los rumanos que se sacudieron del dominios sevillista y merodearon con cierta asiduidad los dominios de Javi Vara que tuvo otro “susto” en una jugada de Varga, tras recibir de Bilasco, con balón finalmente al lateral de la red.

Manolo Jiménez decidió arriesgar y sacó a toda su “artillería” con Luis Fabiano, Renato y, poco después, Perotti.

Bilasco (m.69) y Varga (m.72), éste tras una desaplicación de Fernando Navarro, volvieron a llevar cierta inquietud al marco sevillista.

El argentino Perotti, uno de los revulsivos de Manolo Jiménez, tuvo la ocasión de empatar, en el minuto 81, en una incursión que finalmente neutralizó el meta Arlauskis.

Los últimos minutos fueron de mayor insistencia del Sevilla en pos de, al menos, el empate, ante un rival que decidió atrincherarse en su parcela para defender como “oro en paño” su mínima pero valiosa renta.

Kiko (m.92+) en un mano a mano con el meta Arlauskis, tuvo la penúltima opción, que desbarató el meta rumano; mientras que el brasileño Luis Fabiano mandó al limbo, un minuto después, su oportunidad.

Al final, fue la primera derrota del Sevilla en esta fase de Grupo, tras tres victorias y un empate que le han llevado al primer puesto y a la clasificación que deberá ratificar en la última jornada en su estadio ante el Glasgow Rangers (9 de diciembre).

Los rumanos, por su parte, hacen el partido de su “vida” en esta Liga y se ponen a un solo punto de su clasificación para la siguiente fase, que se la jugará en feudo del Sttutgart.

Vea Más Noticias Diarias