El uruguayo Walter Pandiani, del Osasuna, confesó que esta molesto por no ser convocado por su selección nacional, pero mantiene las esperanzas

el-uruguayo-walter-pandiani-del-osasuna-confeso-que-esta-molesto-por-no-ser-convocado-por-su-seleccion-nacional-pero-mantiene-las-esperanzas

El uruguayo Walter Pandianiel, delantero de Osasuna, confesó que le molesto no haber sido convocado por la selección uruguaya y recordó que se repite lo ocurrido durante su carrera en el Espanyol, en donde marcó 18 goles.

“Me escuece no ir, pero ya lo pasé mal cuando estaba en el Espanyol e hice una temporada espectacular con 18 goles”, confesó Walter Pandiani en una entrevista concedida al semanario español ‘Don Balón’, en la que añadió: “Duele, pero en aquel entonces estaba el mismo seleccionador que ahora”.

“Yo tengo la ilusión de tener una oportunidad, pero también entiendo que confíe en los mismos. No queda más que tomarlo con calma y ser un hincha”, aseveró el atacante, que desde el pasado 3 de diciembre cumple una baja de tres semanas a causa de una lesión en la parte posterior del muslo izquierdo ocasionada durante un entrenamiento en las instalaciones deportivas de Tajonar (Pamplona).

SOBRE OSASUNA Y LA LIGA
En cuanto a su futuro en el club, Pandiani dijo que “posiblemente” ésta será su última temporada después de tres años en las filas de Osasuna, ya que cumple contrato con el club navarro.

El delantero confesó que está “muy contento” y “feliz” en el equipo y apuntó que “hay que esperar y ver las opciones con calma”, aunque, afirmó, que tiene que “ser realista” y pensar que cuando acabe esta temporada tendrá 34 años.

El Rifle explicó que, a pesar de sentirse “muy bien” cuando corre y trabaja como le piden, “la cosa se complica al día siguiente de los partidos”.

“Ya no tengo 25 años para jugar sin problemas cada tres días en buenas condiciones. Con la edad cuesta un poco más recuperarse, pero estoy con unas ganas tremendas de jugar, y eso muchas veces puede con todo”, dijo Pandiani para añadir: “la lucha es lo que no he perdido nunca”.

El verano pasado el uruguayo recibió una oferta para fichar por el Emiratos Árabes y ahora, subrayó, admite que no tiene una “necesidad imperiosa” de ir a esos países, aunque tiene ilusión “por probar” ese fútbol, como la tiene por jugar con su hijo, que milita en el Peñarol.

Si cumple este deseo, el ariete terminaría su carrera deportiva en uno de los primeros clubes que le mostró al mundo como futbolista.

Respecto a la pasada campaña, el delantero afirmó que se sintió uno de los “protagonistas” del equipo porque aportó su “granito de arena” para que Osasuna se mantuviese en Primera División.

“Logré goles vitales en partidos clave. Fueron 11 importantísimos porque los compañeros no estaban teniendo fortuna de cara a las porterías rivales”, recordó.

El atacante también rememoró su situación personal con el anterior entrenador de Osasuna, José Ángel Ziganda, y manifestó su malestar por la “falta de respeto” que éste tuvo con él.

“Que me ponga o no, yo lo entiendo, no lo juzgo, ya que él me dijo en su momento, quizá un poco tarde, que no iba a contar conmigo. Eso lo asumí y yo intenté ayudar en todo lo que pude al equipo, pero si faltaba un mediocentro o un lateral para entrenar llamaba a uno del filial y a mí me tenía apartado en otro campo, cuando me podría haber dicho que echara una mano”, explicó.

“Eso yo lo considero una falta de respeto. Lo tomé con calma y fui un profesional al cien por cien. Tuve oportunidad de decirle que se había portado mal conmigo y me callé la boca, no dije nada, ni siquiera en la prensa. A cada uno, a la corta o a la larga, la vida le pone en su sitio”, concluyó.

Con la llegada de José Antonio Camacho al equipo, Pandiani aseguró que Osasuna “se puso las pilas”. “A mí se me abrió una puerta para poder contar y sabía que tenía que aprovecharlo. Como entrené siempre muy duro pese a no contar, me costó poco entrar en el equipo. Camacho y Carcelén me dieron una oportunidad, me pusieron pronto y, por suerte, pude marchar goles en un momento difícil”, relató.

Uno de los objetivos de El Rifle con Osasuna para este año es conseguir otra Copa del Rey con el equipo navarro, ya que le tiene “mucho cariño” a esta competición, en la que logró el título con tres equipos diferentes.

“Es un torneo que ilusiona a todos, sobre todo a los que no juegan muchos minutos en la Liga”, explicó el uruguayo.

Pandiani considera que su equipo ha entrado en una “línea de regularidad” en la presente campaña, así como lo ve “muy bien” porque su juego ha sido “muy positivo”. “Ha cambiado todo respecto a la temporada pasada”, aseveró.

Vea Más Noticias Diarias

Dejar un comentario